8 FORMAS DE ALIVIAR EL DOLOR DE CUELLO

¡Buenas!

Pues no, nuestro ritmo de vida no es amable con el cuello…

Quizá te resulte familiar ese calambre que te da de vez en cuando en el cuello, después de una larga conversación telefónica sosteniendo el teléfono entre tu oreja y tu hombro, o esa tensión en la zona de los trapecios después de varias horas trabajando en el ordenador.

El dolor de cuello rara vez comienza de la noche a la mañana. Por lo general, evoluciona con el tiempo. Y puede ser debido a una artritis, una enfermedad degenerativa del disco intervertebral y estar acentuado por una mala postura, la disminución de la fuerza muscular, el estrés, e incluso la falta de sueño, dice el Dr. Zacarías Isaac, director médico del Centro de Atención Integral de Columna y de la Mujer del Hospital Brigham, y director de medicina física y rehabilitación en la Escuela de Medicina de Harvard.

8 consejos que pueden ayudarte a cuidar tu cuello

1. No permanezcas en la misma posición durante demasiado tiempo. Es difícil de revertir la mala postura,  pero si te levantas y te mueves frecuentemente, podrás evitar que su cuello atrapado en una posición poco saludable.

2. Hacer algunos ajustes ergonómicos. Coloque el monitor del ordenador a la altura de los ojos para que pueda ver fácilmente. Utiliza los auriculares en el teléfono o  la función de manos libres. Pon tu tablet encima de una almohada para que esté en un ángulo de 45 °, en lugar de ponerla directamente encima de ti.

3. Si tienes gafas, que tu graduación esté actualizada. “Cuando tu graduación no es la adecuada, se tiende a inclinar la cabeza hacia atrás para ver mejor,” dice el Dr. Isaac.

4. No utilices demasiadas almohadas. El dormir con varias almohadas debajo de la cabeza puede dificultar el rango cuello de movimiento de tu cuello.

5. Conoce tus límites. En lugar de mover un gran armario, pregúntate si están tu cuello y espalda preparados (enlace a programa de preparación física) para hacerlo tú solo y en caso negativo, pide ayuda.

6. Fortalece la musculatura relacionada con el cuello de manera adecuada. Desde el ámbito de la fisioterapia, combinar un correcto entrenamiento de la musculatura asociada con la terapia miofascial resulta de gran ayuda para aliviar un cuello constantemente dolorido.

7. Consigue una buena calidad de sueño. Los problemas de sueño aumentan el riesgo de sufrir varias disfunciones y patologías , incluyendo el dolor musculoesquelético.

8. Sé consciente de si estás con tensión y elimínala inmediatamente. Un patrón muy común es elevar los hombros hacia las orejas cuando estás ante una situación que te provoca estrés o tensión. El hecho de darte cuenta y bajarlos inmediatamente permitirá que no facilites las contracturas permanentes en esa zona.

Por último, decirte que si a este dolor se le suman otros síntomas más graves, como  que el dolor se irradia, debilidad o entumecimiento de un brazo o una pierna, consultes a tu médico.

El próximo día 20 de marzo, imparto un taller teórico-práctico para mejorar esa zona. Si estás por Toledo ese viernes y quieres realizar unos ejercicios orientados a aliviar la zona cervical, picha aquí para obtener toda la información.

 

Espero que si sufres de dolor de cuello, pongas en marcha estos consejos a medio y largo plazo y me cuentes aquí abajo en los comentarios cómo te ha ido.

 

Con cariño,

Beatriz

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *