Puede ser que a alguno/a de vosotros no os suene de nada, pero el síndrome de dolor femoropatelar es la lesión de rodilla más común entre los corredores. Se trata de una patología que afecta a la articulación que forman la rótula y la tróclea femoral. Su sintomatología se presenta en forma de dolor en la cara anterior de la rodilla, pudiendo ser éste más notable en el borde superior o lateral de la rótula. El dolor puede presentarse cuando corres, saltas, bajas escaleras, o incluso cuando estas de rodillas o pasas mucho tiempo sentado/a.

¿Qué factores de riesgo se encuentran detrás del síndrome de dolor femoropatelar?

En primer lugar, es una patología que se presenta en mayor proporción en las mujeres (68%), luego éstas tendréis una mayor probabilidad de padecerlo.

En segundo lugar, el síndrome de dolor femoropatelar puede estar asociado a un déficit neuromuscular que puede afectar a los músculos de la región abdominal y lumbar, a los abductores de cadera, a los rotadores externos de cadera, o a todos ellos.

Por último, una técnica de carrera incorrecta también puede desembocar en este síndrome, pudiendo estar asociada a una debilidad de los músculos anteriormente citados o a una falta de coordinación y conciencia corporal.

¿Cómo podemos protegernos de esta patología?

Podemos revertir una situación de debilidad en los músculos de cadera y tronco con una serie de ejercicios, y desde Activa Mente recomendamos como punto de partida los siguientes:

Ejercicio para la mejora del síndrome femoropatelar

Ejercicio para mejorar el síndrome femoropatelar 1

Ejercicio para mejorar el síndrome femoropatelar 2

Ejercicio para mejorar el síndrome femoropatelar 2

Ejercicio para mejorar el síndrome femoropatelar 3

Ejercicio para mejorar el síndrome femoropatelar 3

 

Por otro lado, entre los principales errores que solemos observar en la técnica de carrera de quienes padecen este síndrome encontramos:

– Una mala alineación de las articulaciones de la cadera, la rodilla y el tobillo.

– Una excesiva caída de la pelvis contra-lateral a la pierna de apoyo.

– Demasiada amplitud e insuficiente frecuencia de zancada.

No obstante, lo correcto es que cada caso particular sea analizado por un profesional y se adopte un programa de ejercicios, ya sea de fortalecimiento o de reeducación de la carrera, personalizado y completamente adaptado a la persona. Desde Activa Mente os animamos a que nos cuentes tu caso y que compartas esta información con tus allegados si la consideras de utilidad.

Muchas gracias y hasta el próximo artículo 🙂

Julián

Bibliografía

Barton, CJ., Lack, S., Malliaras, P. & Morrissey, D. (2013). Gluteal muscle activity and patellofemoral pain syndrome. A systematic review. British Journal of Sports Medicine, 47(4): 207-214.

Willy, RW, Scholz, JP & Davis, IS. (2012). Mirror gait retraining for the treatment of patellofemoral pain in female runners. Clinical Biomechanics, 27(10): 1045-1051.

Wilson, JD, Sharpee, R, Meardon, SA & Kernozek, TW. (2014). Effects of step length on patellofemoral joint stress in female runners with and without patellofemoral pain. Clinical Biomechanics, 29(3): 243-247.

 

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *