¿DUELEN MÁS LAS ARTICULACIONES CON EL FRÍO?

Hola, ¿qué tal estás?

 Si padeces artritis o conoces a alguien con ella, notarás que los síntomas empeoran con el frío. ¿Realmente las articulaciones dañadas duelen más con el frío?

La evidencia científica no parece llegar a un acuerdo general. Algunos estudios encuentran una fuerte relación entre días cortos, fríos y húmedos y los brotes de artritis. Una investigación de la Universidad de Tufts sugiere que los cambios en la presión barométrica empeora el dolor de rodilla en las personas con artritis, mientras que las temperaturas más frías pueden causar cambios dolorosos en el espesor de líquido articular. Otros estudios han encontrado poca o ninguna relación entre el tiempo y el dolor articular.

 En cualquier caso, nosotros en el estudio sí notamos que en el invierno empeoran los síntomas en personas con algún tipo de lesión articular, especialmente artritis y/o artrosis.

 Ya sea que tus dolores sean provocados por el clima o alguna otra cosa, estos 4 pasos pueden ayudarte a sentirte mejor.

 1. Comer saludablemente

Promover alimentos que contengan:

Ácidos grasos Omega-3. Piense en salmón y nueces, por ejemplo, para frenar la inflamación.

Vitamina K. Que está sobre todo, en las verduras como la espinaca, la col rizada y la col, por sus propiedades calmantes para el dolor.

Vitamina C. Añadir color a su dieta con naranjas, mandarinas, pimientos morrones y tomates y otros alimentos ricos en vitamina C para detener la pérdida de cartílago (y el dolor resultante) que conlleva la artritis.

Si quieres conocer tus niveles de antioxidantes de forma rápida y no invasiva, no te pierdas nuestra cita el 7 de febrero

 Eliminar alimentos que contengan:

Altas cantidades de ácidos omega-6, como el aceite de maíz, los aceites vegetales (excepto el aceite de oliva), que pueden desencadenar inflamación y dolor. Parece que los cereales refinados tienen un efecto inflamatorio, mientras que los cereales integrales ricos en fibra pueden ayudar a reducir la inflamación. La leche tampoco se recomienda en estos casos.

Si te interesa profundizar en este tema, no te pierdas nuestra charla del viernes 23.

 2. Toma suplementos en esta temporada si lo necesitas

El condroitín sulfato y la glucosamina pueden ayudar al nutrir el cartílago y a aumentar la lubricación de las articulaciones. Un estudio a gran escala financiado por los Institutos Nacionales de Salud Americanos encontró que una combinación diaria de 1500 miligramos de glucosamina y 1200 mg de condroitina podría ayudar a aliviar los síntomas en personas con dolor en las articulaciones de moderada a severa.

 3. Mira tus niveles de vitamina D

Unos correctos niveles de vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes y a prevenir el dolor articular. Es importante que si tomas medicación, consulta con tu médico, ya que puede interactuar con los principios activos de los medicamentos. Otra razón más para evitar la toma de medicación a largo plazo…

 4. Muévete

Una de las razones por las que el frío está vinculado a dolor en las articulaciones es que las personas tienden a ejercitarse menos a causa del mal tiempo. Esto hace que se pasen más horas frente al televisor y/o sentados, por lo que las articulaciones se lubrican menos.

Recuerda que puedes hacer unos ejercicios de movilidad e incluso de fuerza con tu propio peso en casa, que hará que mejore tu rango de movilidad articular y fortalecerá tus músculos y tus huesos.

 De todas formas, como dicen los finlandeses: “No hay mal tiempo sino mal equipamiento”, abrígate bien y sal a dar un paseo, mejorarán tus síntomas y además activarás tu grasa parda.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, por fa, y déjanos abajo tus comentarios.

Muchas gracias,

 Con cariño,

Beatriz

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *