¿LAS VITAMINAS SON BUENAS PARA EL CORAZÓN?

Hola, últimamente (desde hace casi un año ☺) ando liada dándole vueltas a la nutrición para la salud. Considero que alimentarse bien y realizar ejercicio físico no pueden separarse si queremos avanzar en el encuentro de nuestro bienestar y nuestra salud.

 Al fin y al cabo, estamos muchas veces en contacto con los alimentos a lo largo del día…y también todos los días hacemos ejercicio físico ¿o no? Si no lo has leído, te remito a este artículo del blog, donde hablamos de nuestra responsabilidad en la mejora de la salud y de epigenética (¡qué me gusta a mí este concepto!).

 Hoy, te traduzco un reporte de la Universidad de Harvard acerca de las vitaminas y la salud del corazón.

 Algunos estudios sugieren que los suplementos de calcio y el aceite de pescado tienen beneficios para la salud coronaria. Pero, los suplementos de calcio están actualmente en tela de juicio debido a que se encontró que los hombres que tomaron más de 1000 mg de suplementos de calcio diario durante 12 años tuvieron 20% más probabilidades de sufrir una enfermedad cardíaca que aquellos que no tomaron ningún suplemento. En cuanto a las cápsulas de aceite de pescado no se han encontrado resultados concluyentes que manifiesten su efecto beneficioso.

 En estudios observacionales se han encontrado relaciones entre la salud cardíaca y la ingestión de altas cantidades de vitaminas –específicamente, vitaminas C, E, betacaroteno, ácido fólico, B6 y B12. Sin embargo, son escasos los estudios más rigurosos que compararon a gente que tomó estas vitaminas con placebo. De hecho, las recomendaciones desde la Asociación Americana del Corazón (AHA) establecen que los suplementos de vitaminas que hemos mencionado no deberían tomarse para prevenir enfermedades cardíacas. No sólo no ayudan, incluso hay algunos indicios de que tomar suplementos de vitamina E puede aumentar ligeramente el riesgo de insuficiencia cardíaca y accidentes hemorrágicos (sangrado).

 ¿Qué conclusión podemos sacar? Que es mejor obtener los nutrientes de los alimentos, no de las pastillas. Los suplementos nutricionales solamente deben tomarse cuando existe una carencia de algo, no de forma generalizada.

Cuando comes alimentos enteros, sanos, no obtienes los nutrientes de forma aislada (se obtiene una mezcla de vitaminas, carbohidratos, fibra y un poco de grasa, todo lo cual se ha demostrado ser beneficioso para la salud del corazón).

¿Te ha gustado? Compártelo con todos tus allegados para que tengan la información y por supuesto, déjanos tus comentarios aquí abajo.

Muchas gracias 🙂 🙂

 Con cariño,

 Beatriz

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *