SI TE IMPORTA LO QUE OTROS OPINEN SOBRE TI

Buenas, hoy me vas a permitir que escriba un artículo para reflexionar un poquito. Es curioso un fenómeno que vengo detectando a lo largo de estos años y que me gustaría compartir contigo. Quizá a ti también te suceda en el momento actual o te haya sucedido en el pasado.

 Verás, la mayoría de las personas que vienen a ActivaMente lo hacen porque quieren mejorar en el sentido más amplio de la palabra. Esto implica dejar de hacer las cosas como venían haciéndolas hasta ese momento y añadir nuevos hábitos en su vida que van a repercutir directamente en su salud. Todo ello para conseguir algo diferente a lo que estaban obteniendo y que no es lo que querían.

 Lo primero que se nota cuando empiezan a hacer cambios en su estilo de vida es un cambio físico: suelen perder grasa, o sea, se suele adelgazar, y no tanto peso (que también) sino volumen: se sienten más ligeras, menos hinchadas, se ponen ropa que antes no podían abrocharse, etc. También se produce un cambio psicológico en el sentido de estar más alegres, priorizar su bienestar, responsabilizarse de forma activa de su salud, etc., por lo que la vida se ve con otros ojos.

 Pues bien, en ocasiones, las personas cercanas, como compañero/as de trabajo (por alguna razón, suele pasar más en el sector femenino), amigo/as o incluso personas (sobre todo, mujeres) que hacían mucho tiempo que no se veían, en lugar de alegrarse y preguntar de forma positiva qué estás haciendo para estar tan contento/a, sueltan perlas tales como: “huy, cómo te estás quedando de delgada, ¿estás enferma? o, “ese régimen que estás haciendo va a acabar contigo” o “ahora te ha dado por eso, ya se te pasará” (cuando ni siquiera están haciendo ningún tipo de régimen, solamente cambio en ciertas pautas alimenticias erróneas) o “se te nota en la cara”, entre otros ejemplos.

 No lo entiendo, de verdad, si la persona está contenta, ha notado un cambio en su calidad de vida positivo, se encuentra con energía, ha perdido el peso que le sobraba…¿Por qué tiene que venir alguien a querer fastidiar la fiesta? Y encima estos comentarios suelen vienen del sector femenino. Que cada cual saque sus conclusiones.

 Y bueno, no hablaré de aquellas personas que te pretenden dar lecciones de buenos hábitos, diciéndote que lo que comes está mal, que no hace falta hacer ejercicio físico… y se pasan enfermos media vida.

 Entonces, si estás en una situación similar, en la que, en lugar de recibir mensajes positivos de las personas de tu alrededor que reconozcan tu esfuerzo y se alegren porque estás mejorando y logrando lo que te habías propuesto, únicamente recibes críticas y mensajes hirientes, te digo, SIGUE ADELANTE con tu objetivo, no hagas caso de personas que solamente intentan volcar sus frustraciones en ti y que no entienden que ahora es tu momento.

 Sabes que estás haciendo bien las cosas porque te encuentras bien en tu cuerpo, como hacía mucho tiempo que no sentías. Deja de preocuparte por lo que piensen los demás, personas que no te aportan nada positivo, que quizá no estén preparadas para asumir ese cambio que has hecho y que, probablemente no sean precisamente un modelo a seguir, ¿qué clase de valor puedes dar a las opiniones de estas personas?

 

Si conoces a alguien que está pasando por estas circunstancias, te agradeceré que compartas este post.

Con cariño,

Beatriz

 

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *