PARA PERDER PESO, ¿QUÉ ES MEJOR, CAMINAR O CORRER?

“A la hora de hacer ejercicio, caminar me parece muy poca cosa”

“No hago ejercicio porque solamente puedo caminar, si por lo menos pudiera correr un poco…”

“Correr es el mejor ejercicio que existe, caminar no merece la pena”

“Yo suelo salir a caminar, y hace que me sienta muy bien”

Estas son algunas de las creencias que suelen invadir nuestras calles, y que seguramente más de uno/a hayáis oído alguna vez. Pero, ¿realmente caminar no vale para nada? ¿qué es mejor, caminar o correr? ¿ha respondido ya la ciencia a este tipo de preguntas?

En primer lugar SÍ, la ciencia ya ha ofrecido respuestas a varias de estas preguntas, por tanto, es hora de dejar de especular con opiniones y diferentes maneras de ver las cosas, y atenernos a resultados científicos.

¿Realmente caminar no vale para nada? En relación a esta cuestión, en 2013 se publicó un estudio (1) en el que se comparó si, a igual gasto energético durante el ejercicio, correr y caminar proporcionaban iguales beneficios para la salud. Es decir, si “quemar” 500 kcal corriendo nos ofrece los mismos beneficios para la salud que “quemar” 500 kcal caminando. En este estudio, la balanza se inclinó hacia “caminar”, ya que en las personas que caminaban existía una menor incidencia de hipertensión, colesterol alto, diabetes mellitus y enfermedad coronaria del corazón. No obstante, no significa que correr no implicara tales beneficios, sino que los beneficios de caminar eran algo mayores. Evidentemente hay que tener en cuenta que para “quemar” las mismas calorías caminando que corriendo, deberemos invertir más tiempo en el primero.

En cuanto a ¿qué es mejor para perder peso?, está claro que ante una igual inversión de tiempo, correr demanda un mayor gasto de energía para nuestro organismo, y por tanto, eso se traduciría en una mayor pérdida de peso. Esto quedó demostrado en otro trabajo de investigación (2), en el que se halló cómo correr estaba asociado en mayor medida que caminar con la reducción del peso corporal. Sin embargo, algo mucho más interesante sería comprobar que produce una mayor pérdida de peso: “quemar” 500 kcal corriendo o “quemar” 500 kcal caminando. Desde una visión puramente matemática sería fácil esperar una respuesta muy rápida y obvia: nos daría lo mismo correr que caminar si con ambas opciones “quemamos” 500 kcal, por tanto IGUAL. Sin embargo en un estudio publicado en 2012 (3), se quiso comparar el efecto de caminar y correr sobre el apetito, concluyéndose que ante una mismo gasto energético correr implicaba un mayor efecto sobre la disminución del apetito, lo cual se valoró a través de marcadores sanguíneos y se reiteró permitiendo a las personas incluidas en el estudio plena libertad para tomar una comida tras realizar el ejercicio.

Caminar sí que sirve para mucho, consiguiendo que con regularidad y constancia, se mantenga “a raya” a muchas de las enfermedades que hoy asolan nuestros hospitales. Por otro lado, si nuestra intención es perder peso, correr implicaría la mejor opción, no olvidando que caminar supone también un gasto de energía para nuestro organismo, y que por tanto, también reportaría beneficios a esa contienda.

 

  1. Williams, P. T., & Thompson, P. D. (2013). Walking versus running for hypertension, cholesterol, and diabetes mellitus risk reduction. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology, 33(5), pp. 1085-1091.
  2. Williams, P. T. (2013). Greater weight loss from running than walking during a 6.2-yr prospective follow-up. Medicine and Science in Sports and Exercise, 45(4), pp. 706-713.
  3. Larson-Meyer, D. E., Palm, S., Bansal, A., Austin, K. J., Hart, A. M., & Alexander, B. M. (2012). Influence of running and walking on hormonal regulators of appetite in women. Journal of Obesity, 2012, pp. 1-15.

¿Y tú eres más de correr o de andar?

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo en tus redes sociales (arriba a la izquierda de la foto están los iconos). Y no te olvides suscribirte a nuestra lista para no perderte ninguna información nueva.

¡Gracias!

Julián Alcázar

 

 

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Esta entrada tiene 3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *