RESPETAR LA CUARENTENA

La semana pasada estuvo visitándome María (de mis alumnas más jóvenes ☺) con sus padres. Su madre, Elena, es el claro ejemplo de que con una adecuada preparación en el embarazo, aumentan las posibilidades de tener un parto bueno y una gestación para disfrutarla.

Soy consciente de que tras la llegada del nuevo miembro de la familia, hay un período de adaptación por parte de todos y se hace difícil seguir un programa de ejercicios específicos para reforzar la zona abdominal y el suelo pélvico, pero sí se pueden seguir una serie de pautas que ayuden a recobrarlas poco a poco.

Tras abandonar el hospital y llegar a casa, muchas mujeres quieren seguir haciendo su vida cotidiana sin contar con que su cuerpo está en plena recuperación. Tras el parto, viene la cuarentena, que como su propio nombre indica, dura 6 semanas ó 40 días. Es indispensable respetar este tiempo para lograr una recuperación de todo lo implicado en el embarazo y en el esfuerzo final que supone el parto.

¿Qué puedes notar en esta etapa?

  • Loquios: pérdidas de sangre vaginales. Para evitar infecciones, dúchate en lugar de bañarte, no utilices tampones y no mantengas relaciones sexuales con penetración.
  • Dolores uterinos. Ten en cuenta que tu útero está colocándose y volviendo a su tamaño inicial. La lactancia materna, además de ayudarnos a volver a nuestro peso habitual, también ayuda a que el útero disminuya y se coloque más rápidamente.<
  • Hinchazón en las mamas.
  • Micción frecuente. Debido a que el suelo pélvico está distendido y débil. Pequeñas y suaves contracciones (ejercicios de kegel), ayudarán a que comience a adquirir algo de tono.
  • Sudoración.
  • Cambios de humor. Ya sabéis lo que las hormonas pueden afectar a nuestro humor.
  • Cansancio. Es indispensable una alimentación equilibrada y descanso.

Todas estas molestias son pasajeras, si no fuera así, debes consultarlo con tu ginecólogo o matrona.

Ante todo, no dudes en pedir ayuda para hacer algunas tareas domésticas, sobre todo en las dos primeras semanas. Recuerda que para evitar problemas posteriores es necesario dar un respiro a tu cuerpo que le permita recuperarse.

Si crees que este artículo puede ser útil a alguien que conozcas, compártelo, estaré muy agradecida.

¡ Hasta pronto!

 

ActivaMente

Espacio de mejora de la calidad de vida. Preparación y recuperación física personalizada. Asesoramiento en ejercicio físico y práctica deportiva.

Esta entrada tiene 2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *