Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Por todos es bien sabido que estudiar una oposición es duro, y el deporte es un factor de gran importancia mientras se estudia y prepara una oposición. Se dedican todas las horas posibles al estudio. Todas te parecen escasas porque el temario de la oposición es amplio. Y si además se combina con un trabajo, la cosa se complica más.

Hallar un equilibrio entre las horas de trabajo y las horas de estudio puede ser algo sumamente complicado, pero no inalcanzable. Es evidente que no se pueden obviar las responsabilidades del día a día y tampoco prescindir de los estudios.

Permanecer varias horas al día sentado puede tener una repercusión negativa en nuestro cuerpo. La exposición prolongada de nuestra espalda, cuello, hombros y extremidades puede pasar factura. Las piernas dejan de estirarse y se entumecen paulatinamente. Existe la posibilidad de que aparezcan molestos problemas que se convierten en el peor enemigo de la efectividad en los estudios. El deporte es de vital importancia para lidiar los dolores propios de un candidato opositor. Mantener un cuerpo en forma y tonificado, contribuirá a disminuir o atenuar la aparición de contratiempos físicos inoportunos.

Ventajas de hacer deporte cuando se estudia una oposición.
El ejercicio físico es bueno siempre, no sólo para mantenerse en forma, sino que además facilita la desconexión aliviando el estrés en el cerebro. Son varias las ventajas que proporciona el deporte al estudiar oposiciones. Las principales ventajas son:

Reduce el estrés

Mantener bajos niveles de estrés puede llegar a hacer más simple nuestro desempeño intelectual, debido a que nos facilita estar más alerta y más capacitados a enfrentar imprevistos y ocasiones concretas.

Por otro lado, si nuestros niveles de ansiedad son muy altos, comenzarán a mermar nuestra atención, concentración y nuestras habilidades de memoria, logrando bloquearnos completamente. Una manera de impedir o disminuir estos escenarios de ansiedad y estrés de manera eficaz es por medio del ejercicio.

Está demostrado que los opositores que hacen ejercicio de forma recurrente disminuyen su estrés. Esto se origina porque se disminuyen los niveles hormonales de cortisol, hormona del estrés, y se desarrollan endorfinas, las cuales causan una sensación de agrado y relax. Además, estas mismas endorfinas producidas tras llevar a cabo ejercicio, son las encargadas de ponerte en estado de alerta y proporcionarte un nivel de concentración mayor.

Conciliación del sueño

Una de las formas más eficaces para evitar permanecer despierto hasta altas horas de la madrugada es llevar a cabo ejercicio físico de manera regular. Varias investigaciones han demostrado que el entrenamiento del cuerpo contribuye a conciliar el sueño, ya que, a lo largo de su ejecución, se segregan una sucesión de hormonas que incrementan la tranquilidad corporal y mental. De esta forma, haber descansado de manera adecuada contribuye a que se pueda afrontar mejor el estudio y optimizar el desempeño. No obstante, es importante ser conscientes de la práctica de ejercicio propicia la activación del cuerpo, por lo cual puede resultar desfavorable realizar deporte unas dos horas antes de dormir dado que se podría estar dificultando el comienzo del sueño.

Mejorar la capacidad cognitiva


Nuevos análisis han demostrado que algunas actividades y acciones tienen la posibilidad de alentar el desarrollo de nuevas neuronas, al contrario de lo que se suponía en un pasado. Y una de estas ocupaciones es el ejercicio físico regular. Cuando practicamos ejercicio segregamos dos neurotransmisores cerebrales, la dopamina y la norepinefrina, que favorecen una mejor consolidación de la información en la memoria.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print